La deuda de salud

Una deuda es algo que tienes de devolver o pagar de vuelta en un futuro (inmediato o lejano), por algo que pediste, usaste o abusaste e un pasado (cercano o lejano).

La deuda técnica

En el mundo startup es muy común escuchar el concepto “deuda técnica” o tech-debt. Es un intento de reflejar los costes que habrá que asumir en un futuro (inmediato o lejano) por el hecho de adoptar soluciones tecnológicas fáciles y rápidas para solventar un problema, pero que con el tiempo demuestra no ser la mejor decisión. A veces esta deuda se adquiere conscientemente pues los recursos son siempre limitados y otras muchas no. La deuda técnica es sólo un concepto pero no es un deuda real. No se le debe nada a nadie, es simplemente una abstracción para englobar todas aquellas decisiones que están generando problemas hoy. Aquí 'problemas' implica que algo no está funcionando como debiera provocando trabajo extra, mal servicio e, incluso, tiempo fuera de servicio.

La parte más importante de la libertad es la salud (la h en #halt). Sin salud no tenemos libertad.

La deuda de salud

Reflexionando sobre esto un día me vino a la cabeza el concepto de health-debt o 'deuda de salud'.

¿Qué decisiones pasadas, conscientes o inconscientes, nos están provocando dolores, enfermedades, mal servicio o, incluso, tiempo fuera de servicio?

¿Qué partes de mi cuerpo no están funcionando correctamente por no hacer lo que tenía que hacer en el pasado?

¿Cuánto le debemos a nuestro cuerpo? ¿Es repagable esa deuda o hay que darla por perdida?

Y una vez que hemos interiorizado el concepto de deuda de salud, ¿vamos a seguir haciendo lo mismo o vamos a cambiar hábitos?


#libertad #salud